Inicio » Metales preciosos » Que es el oro blanco

¿Qué es el oro blanco?

Cuando hablamos de oro lo asociamos rápidamente a un metal muy valioso de color amarillo, pero lo que no sabías es que existen varios tipos de oro con distintos colores y de diferentes composiciones, que de acuerdo a esos factores también determinan su valor.

El oro blanco es una aleación creada por la fusión de varios metales, donde es mezclado con metales blancos como la plata, paladio, zinc, cobre o níquel, luego es cubierto con una capa de rodio (enchapado). 

Su color blanco dependerá de la proporción del metal con el que se combine el oro, por ello algunas piezas tienden a ser más intensas que otras.

¿En qué se diferencia del oro amarillo?

Su diferencia del oro amarillo radica mayormente en su precio, es más elevado, debido a la mezcla de metales con los que se elaboran las joyas de oro blanco, si tiene la capa de  rodio eleva aún más su valor. 

Las antiguas joyas de oro blanco estaban compuestas en su totalidad de oro y plata, hoy en día eso ha cambiado ya que se mezcla con distintos tipos de aleaciones dependiendo del uso que se le quiera dar. 

Podemos mencionar que adicionalmente es más resistente que el oro amarillo, evita mejor los arañazos y marcas del tiempo.

Todas estas características especiales hacen que las joyas de oro blanco posean un mayor atractivo convirtiéndose en muchos casos en símbolo de refinamiento, elegancia y tendencia.

¿Cuántos quilates tiene el oro blanco?

Los quilates representan el porcentaje de oro que posee una pieza, determina su calidad y valor. 

El oro blanco en su mayoría es de 18K conocido como oro de primera ley, que contiene 75% de oro junto con 25% de otro metal. 

Cuando es de 14K de segunda ley, la proporción de oro será de 59% mientras que el porcentaje restante será de otro metal con el que es mezclado.

¿Por qué debe mezclarse con otros metales?

El oro puro por sí solo es muy suave, así que debe mezclarse con otros metales para obtener mayor dureza, durabilidad, brindarle rigidez y evitar que se deforme fácilmente.

Igualmente es mezclado para obtener su color característico blanco y brillante.

La aleación más costosa es con el paladio, ya que lo aclara en gran medida, dándole ese color y brillo que buscan muchos de los creadores de joyas.

¿Por qué debe mezclarse con rodio?

Conocemos al rodio como un metal platinoide, de color blanco que tiende a plateado brillante, más blando que el paladio o el platino, es estable y difícil de fundir, usado en aleaciones con otros metales o depositado sobre ellos para crear superficies de espejo extremadamente brillantes.

El oro blanco a medida que pasa el tiempo muestra con el uso cierta tendencia a amarillear que lo desvirtúa, por ello le es agregado una capa de rodio que lo protege de esa condición, esa capa es depositada electrolíticamente, dándole al oro un color más blanco, brillante y duradero.

¿Cuáles son sus usos?

Es utilizado en la fabricación de joyas sobre todo en aquellas que tienen diamantes, ya que resalta su brillo, por su aspecto elegante, brillante, llamativo y porque es mucho más económico que el platino.

Debido a sus propiedades además de usarse en la fabricación de joyas u ornamentación, también es utilizado en la informática y electrónica por su elevada conductividad, escasa oxidación debido a que los circuitos integrados son más precisos cuando se fabrican con oro blanco.

Se emplea en la fabricación de todo tipo de elementos como los procesadores, tarjetas gráficas, teclados, piezas, entre otros.

¿Cómo saber si una joya es de oro blanco?

El determinar si una joya contiene oro blanco, no es nada fácil, requiere de una investigación, donde la joya debe ser llevada a examinar a un laboratorio que determinará su aleación. De igual manera muchas joyas de oro blanco llevan una marca inscrita que permite a las personas conocer la cantidad de oro en la pieza.

¿Cuánta es la durabilidad del oro blanco en buen estado?

Puede ser bastante duradero, solo hay que tener en cuenta que su dureza depende de la pureza del material (quilate). Las aleaciones con mayor porcentaje de oro son más blandas que las que tienen un mayor porcentaje de otros metales.

La capa de rodio encontrada en muchas joyas de oro blanco cumple la función de protegerlo de arañazos y en cierta manera de desgaste, pero aun así puede sucederle, transcurrido un largo periodo de tiempo juntado a la frecuencia con que se usa la joya, para restaurarla es necesario acudir a un joyero y que sea repintada.

¿Cómo evitar el deterioro del Oro Blanco?

Con la finalidad de evitar en lo posible un deterioro temprano del oro blanco, te enumeramos a continuación una serie de consejos

  • No juntes todas tus joyas en un mismo lugar, trata de mantenerlas separadas.
  • Evita mezclar las joyas de plata con las de oro blanco.
  • Limpia tus joyas antes y después de usarlas.
  • Recuerda no rociarlas con perfumes u otros líquidos con componentes químicos.
  • No las golpees ni frotes con otros metales.

De esta manera podrás alargar un poco más la vida de tus piezas.

¿Cómo limpiar tus piezas de Oro Blanco?

Para una buena y efectiva limpieza se recomienda utilizar una solución de agua tibia combinada con jabón sin detergente, además de un cepillo de cerdas suaves para limpiar sus orificios, hendiduras, finalmente secarlas con un paño suave. Existe la opción de pulirlas con un producto químico especial para hacerlo.

Podemos concluir que el oro blanco es un hermoso y precioso metal con apariencia muy similar a la plata, pero con distintos componentes de elaboración, además de ser mucho más resistente. 

Su color natural, brillante y su durabilidad lo convierten en el acompañante ideal para muchos tipos de piedras preciosas.

Así que si decides o tienes en mente el adquirir alguna joya, el oro blanco es un buen candidato para que lo puedas lucir, conservar o utilizar para una de esas ocasiones especiales.